2 de enero de 2018

Balance entre tecnología agroecológica y agroecología tecnológica. El proyecto Finca Marta, Artemisa, Cuba

Fernando R. Funes-Monzote, Maikel Márquez Serrano


No hay energía más limpia y útil que la energía humana. Tampoco hay energía más sucia y destructiva que la energía humana. A diferencia de las demás, esta tiene una enorme capacidad de transformación basada en la inteligencia. De qué manera sería más provechoso y justo emplear esta “energía inteligente” parece ser la pregunta crucial de la sociedad moderna.

Terrazas de piedra para el cultivo de hortalizas en Finca Marta. Autores
Para saber en esencia qué entendemos por tecnología agroecológica debemos remontarnos a los mismos inicios de la agricultura –lo que también pueden reclamar quienes proponen otras tecnologías que responden a diversos modelos y concepciones de agricultura–. Desde el momento en que el ser humano, además de utilizar las manos, concibió el uso de herramientas que facilitaran su labor, se aplicó tecnología para garantizar el alimento de diversas formas, tanto a partir de la caza, la pesca y la recolección como de las diferentes actividades agrícolas sedentarias y trashumantes.

Cuando el hombre comenzó a tecnificar la producción de alimentos o tuvo acceso a recursos para garantizar su sustento dejó de ocupar un nicho en el ecosistema. El propio hecho de contar con herramientas o una tecnología de apoyo le confirió la capacidad de alterar y “dominar” el ecosistema e incrementar su capacidad de reproducción de manera “segura”.

Siembra en cepellones: acelera el proceso productivo y garantiza buena calidad de la postura. Autores
Hoy estamos ante una disyuntiva que agudiza el enfrentamiento entre modelos agrícolas que se explica, de una parte, por las divergencias sobre la manera y escala de producir que conllevan al uso de ciertas tecnologías por cada modelo y, de otra, por la función social, ecológica y económica que cumplen la agricultura y el sistema alimentario en el desarrollo de las naciones y a nivel global.

La tecnología agroecológica, caracterizada por una variada fuente de conocimientos y cosmovisiones, toma forma en cada situación, a escala local, de la misma manera en que deja de tener efecto cuando no es aplicada en armonía social y ecosistémica. Tal flexibilidad del entramado tecnológico en la agroecología lo hace complejo e, incluso, llega a ser inmanejable en ocasiones.

Entre los elementos a considerar para entender de manera constructiva el balance entre tecnología agroecológica y agroecología tecnológica tenemos:

  • La base indígena y tradicional del conocimiento intrínseco en las prácticas, métodos y concepciones agroecológicas, ha coevolucionado con la ecología, la economía y la sociedad contemporánea. Estos conocimientos se modifican y adaptan a las diversas culturas humanas. El folclore y las formas de vida de las comunidades originarias y tradicionales, así como de los agricultores en cualquier lugar, cambian constantemente y con ello las expectativas y manifestaciones culturales, económicas y sociales de sus integrantes.
  • Los imperativos de las comunidades locales son variados y se presentan cotidianamente. El acceso al agua, la energía, los nutrientes, las herramientas, la maquinaria o a los medios de transporte y a los mercados constituyen dilemas diarios para cada agricultor. La presión econó- mica de mantener a una familia y de pagar salarios justos a quienes emplea significa un compromiso permanente.
  • Los agricultores, independientemente de la manera en que cultiven sus tierras, de los recursos que dispongan, de las condiciones biofísicas de su agroecosistema, del conocimiento que tengan o de los propósitos que persigan, tienen la necesidad de innovar para adaptarse y sobreponerse a las variables externas cambiantes. Además deben acceder a los recursos y medios para realizar su función y para ello necesitan tecnologías que resuelvan sus problemas cotidianos. La resiliencia, la sostenibilidad, la adaptabilidad y otras son categorías teóricas que pueden resultar poco útiles a los agricultores a la hora de tomar decisiones y de resolver sus complejas realidades.
  • El contexto, en la gran mayoría de los casos, no favorece a los agricultores de escasos recursos, por lo que el sistema alimentario tiende a concentrarse indefinidamente en menos manos. Alcanzar la capacidad de sobreponerse a esta situación, cuando nos referimos a la pequeña y mediana escala familiar, dirigida a los mercados locales o a la exportación, implica producir de manera competitiva, generar valor que pueda ser reinvertido en el sistema y tener una conexión fuerte con los consumidores a través del mercado.
  • No existe un agricultor sin la expectativa de vivir de su trabajo y lograr mejorar sus condiciones de vida como resultado de este. En cualquier país, bajo condiciones de mayor o menor desarrollo económico o social, no se concibe, por lo general, que no haya un sentido de superación. La aplicación de nuevas tecnologías confiere una capacidad de cambio y mejora. Estas tecnologías deben ser accesibles y manejables por los agricultores mientras aumentan las posibilidades de incrementar los ingresos.
  • Es sumamente complejo lograr vínculos constructivos entre diversas concepciones o modelos de agricultura, sobre todo porque tales formas de concebir las relaciones tecnológicas, ecológicas, económicas y sociales difieren. Por ello resulta necesario hacer una interpretación concreta y justa de la realidad a la hora de evaluar el proceder de los agricultores, quienes muchas veces son guiados por imperativos o seducciones provenientes del propio contexto donde viven o de fuerzas globales, por lo que se ven obligados a emplear ciertas tecnologías industriales para el control de plagas o la fertilización a falta de acceso a alternativas ecológicas. Idealizar esta situación deviene, en algunos casos, en simulaciones y falsedades.
  • Durante un proceso de reconversión agroecológica es necesario suplir parte de la demanda de mano de obra a través de tecnologías que favorezcan el incremento de la productividad. Muchos agricultores no consideran atractivo el paso de un modelo a otro debido a que desconocen las tecnologías agroecológicas, pero también porque no encuentran mejores maneras de incorporar otras tecnologías en una concepción agroecológica o estas requieren mayor cantidad de trabajo o tiempo.
  • Las variadas situaciones y circunstancias que se presentan debido a la alta complejidad de los sistemas agroecoló- gicos requieren de un conocimiento amplio. Lidiar con el manejo de diversas plagas u organismos nocivos y, al mismo tiempo, lograr el equilibrio y suministro constante de nutrientes a través de alternativas orgánicas, necesita de más investigación y conocimiento. Son muy pocos los agricultores o técnicos que poseen la calificación suficiente para enfrentar tal reto. Incluso para los más avezados entomólogos resulta difícil encontrar soluciones efectivas para problemas muy comunes y a la vez serios para el control de plagas de manera comercial (por ejemplo, cómo controlar el grillo, los caracoles y la babosa). En el caso de ser factible y accesible el uso de medios biológicos, estos deberán ser aplicados de una manera sumamente cuidadosa y sincronizada para lograr su efecto.
  • La optimización de los procesos y la innovación son claves para dar el salto de una agricultura de subsistencia a sistemas agroecológicos productivos y eficientes. Al traspasar la frontera de la finca a una relación ecosistémica, el agricultor y su familia están expuestos a relacionarse ampliamente con otros actores sociales, políticos y culturales con quienes intercambia percepciones y hechos concretos que no necesitan una validación teórica para ser reconocidos y aplicados. El hecho de contar con tecnologías de apoyo como el equipamiento adecuado, las variedades más propicias, los métodos más efectivos de fertilización, etc., permitirá al agricultor ser más resiliente a los cambios en el clima. Así puede responder mejor y más rápidamente ante cualquier perturbación.
  • La innovación funciona en la mayoría de los casos como una sustitución de tecnologías inapropiadas, costosas o dañinas, así como de sistemas organizativos y asociativos disfuncionales. En general hay poca investigación y desarrollo con un enfoque sistémico y complementario que involucre diversos ambientes, tipos de tecnologías de producción, actividades o sectores de la sociedad.
Campo de espinacas protegido por barrera de palma de coco y chirimoya como cortina rompevientos. Autores
 
Para que los agricultores puedan realizar su labor no solo requieren de tecnologías que respondan al tipo de agricultura que hacen, sino que deben continuamente adoptar otras tecnologías que complementen cada función en beneficio de la eficiencia y la productividad y, a la vez, que faciliten el trabajo para el bien propio y común. En el proyecto agroecológico Finca Marta enfrentamos diversos dilemas tecnológicos que debemos solucionar si aspiramos a que las prácticas y concepciones agroecológicas tengan la posibilidad de ser adoptadas por otros agricultores. Mencionaremos solo cuatro de ellos:

  • La construcción de un biodigestor de 10 m3, utilizando la piedra del terreno, con el que logramos producir 2 m3 diarios de biogás. Esto nos permite cocinar almuerzo y comida para alrededor de 20 personas diariamente. Los efluentes son aplicados en los campos y así garantizamos el reciclaje de nutrientes. Esta labor con los efluentes se realiza durante los últimos cuatro años, extrayéndolos a través de un tubo hacia tanques ubicados en un carretón tirado por bueyes. Solo quienes realizamos esta labor sabemos cuán precaria y trabajosa resulta. Por ello aspiramos a contar con un pequeño tractor, un tanque tirado por ruedas y una bomba de succión de lodos para lograr la extracción, transporte y distribución mecanizada del material. Deseamos que la energía que se logra capturar y convertir en biogás no se pierda; por tanto, se requerirá de un reservorio para acumularlo y, eventualmente, generar electricidad.
  • Continuamente confeccionamos canteros a mano, lo cual implica mucho tiempo, trabajo y dinero. Además de eso, nuestros suelos son arcillosos y dificultan la labor. La construcción de canteros es una actividad muy difícil que requiere gran esfuerzo físico y no muchas personas están dispuestas a hacerlo. Por ello aspiramos a contar con un rotovator o tractor de mano que realice esta labor de manera mecanizada.
  • La restauración de la fertilidad en suelos poco fértiles como los que cultivamos requiere de la aplicación de grandes cantidades de materia orgánica que no logramos suplir con las fuentes de que disponemos. Considerar la compra de estiércol vacuno para mejorar los suelos es una decisión económica pero también ecológica pues, además de ser costoso, constituye el ingreso de semillas de malezas que infestan los campos y canteros.
  • Ante la dificultad en el acceso a medios biológicos para el control de plagas hemos desarrollado diversas estrategias de manejo ecológico. Sin embargo, aún no hemos podido lograr un control efectivo de varias de ellas, lo cual resulta estresante por la clara afectación a los cultivos. Esta es una situación en la que cualquier agricultor acude al uso de productos químicos por falta de una alternativa en el momento preciso, lo cual puede convertirse en una práctica cotidiana aun en condiciones de manejo agroecológico.
Alcanzar el balance adecuado entre la aplicación de tecnologías agroecológicas y el uso de otras tecnologías de apoyo que faciliten y refuercen el objetivo integrador de la biodiversidad y de las relaciones entre todos los elementos del agroecosistema, que a la vez favorezca un proceso culturalmente aceptable y socialmente justo, constituye el mayor reto para la agroecología hoy.

Fernando R. Funes-Monzote
Investigador, consultor y agricultor. Fundador del proyecto agroecológico Finca Marta, provincia Artemisa, Cuba.
 
Maikel Márquez Serrano
Ingeniero agrónomo e investigador en agroecología. Proyecto agroecológico Finca Marta, provincia Artemisa, Cuba.
 

17 de diciembre de 2017

PEGY 2025: ESTRATEGIA QUE GARANTIZA LA GOBERNANZA CULTURAL Y TERRITORIAL

Gubiler Castillo

Recientemente Onmaggeddummad Namaggaled (Congreso General de la Cultura Guna), ha estado dialogando en busca de alternativas para fortalecer su institucionalidad. En este proceso de diálogo finalmente han concluido que la estrategia ha sido ya plasmada[1]. Nada nuevo hay que inventar, solo hay que aplicarlos, es la consigna a partir del 2018 de Onmaggeddummad Namaggaled.

Junta de Coordinación Onmaggeddummad Namaggaled, Aglidub. Foto: Gubiler / 12-2017

La dirigencia de la cultura ha dicho, que, si bien se conoce poco de la estrategia elaborada para actuar hasta el 2025, cuando celebremos los 100 años de la Revolución Dule, tenemos que hacer conocer los lineamientos que guiarán a otras entidades que tienen acciones en la Comarca para que lo apliquen y así comencemos a levantar “alas”, ahora que estamos en descenso.

Han pasado dos años desde que se elaboró la estrategia y nada se ha hecho. Aún, si decimos que sí, al aplicar el anexo de la estrategia – Programa de Apoyo Comunitario (PAC), este no se está guiándose por las pautas establecidas.

¿Qué esperamos de nuestro gobierno y de los que han pasado? Si hoy se plantea una estrategia nacional, bienvenido, pero como dice “del dicho al hecho hay un gran trecho que alcanzar”. Lo que hemos hecho hay que evolucionarlo, un gran esfuerzo conjunto realizado por profesionales dules y posteriormente avalada por las comunidades. Nuestra estrategia garantiza una gobernanza cultural y territorial, es una planificación compleja, porque cultura con objetivos transversales y que puede (o no) implicar a todos los actores y grupos de interés del tejido cultural. Por ello, no es un documento estático e inamovible, sino que cambia a medida que las necesidades culturales cambian.

En retrospectiva, siempre martillando, no es el primer intento de aplicar la estrategia de desarrollo integral desde adentro, porque a partir de 1980 (o antes), para detener la invasión de colonos, a través de la construcción de la carretera El Llano-Carti, se comenzó a idear la elaboración de una estrategia de desarrollo. Es a partir de 1983 cuando se realiza el estudio del área, como primera fase el Corregimiento de Nargana[2]. En 1987 terminan los estudios y/o diagnóstico del área, llevada el documento estrategia al seno del Onmaggeddummad Sunmaggaled (Congreso General Guna), en la comunidad de Assudub, y ahí, avalada y aprobada la estrategia como documento oficial como guía para el desarrollo de la comarca[3].

La estrategia fue aplicada, desarrollada con muchas actividades[4], y lo principal fue la defensa territorial, hasta el 2001. Es cuando el programa pasa a las manos de Onmaggeddummad Sunmaggaled. Posteriormente en 2004, en la comunidad de Nargana, los técnicos presentaron continuar la formulación de la estrategia para extenderlo a nivel comarcal, cosa que fue aprobada por la Asamblea del CGG. Se hicieron esfuerzos por 6 años, pero en nada concluyo.

Finalmente, hace dos años, en el 2015, la dirigencia de los congresos generales retoma la iniciativa para formalizar la estrategia. Es decir, construir nuestras ideas a partir de la experiencia[5]. Para ello, se convocó a profesionales dules de diferentes especialidades, formando comisiones de trabajo, en los diferentes temas en el que se envuelve la Comarca. Treinta profesionales hicieron esfuerzos (a) para recopilar información primaria, (b) para recopilar información secundaria, y, (c) todas las informaciones fueron analizadas. Se conoció el estado actual en la que la Comarca se encontraba, tanto en lo social, cultural, estructural, producción, administrativa de los congresos generales, entre otros problemas.

Para validar toda la información, y establecer los lineamientos estratégicos, se organizó el diálogo participativo con los comuneros e interesados utilizando métodos de “autodiagnóstico comunitario”, desde la perspectiva histórico cultural, y también se aplicó el método – FODA, para conocer internamente la Fortaleza y Debilidades, y, externamente las Oportunidades que se tiene y las Amenazas a nuestro entorno.

Definida la misión como un elemento importante de la estrategia porque es a partir de ésta se formulan los objetivos detallados que son los que guiarán al gobierno de Gunayala. Y se inscribe la visión comarcal, como el sendero por el cual se dirige la Comarca Gunayala a mediano y largo plazo, sirve de rumbo y aliciente para orientar las decisiones estratégicas de desarrollo desde adentro.

De la visión se desprenden las principales apuestas estratégicas en un horizonte de diez años (2015-2025), para lo cual se impulsarán y profundizarán una serie de transformaciones en la forma en que se relacionan la sociedad, el Estado, la economía y la naturaleza. Estas apuestas son las siguientes, ver:
  1. Una Comarca con un nuevo modelo de desarrollo desde adentro en marcha
  2. Una Comarca equitativo e incluyente en el que no se le diga o repita que es un pueblo de pobreza extrema
  3. Una Comarca seguro y solidario que haya conquistado la paz; fortalecido su identidad y dignidad
LA GESTIÓN COMARCAL COMO NUEVO DESAFÍO PARA EL DESARROLLO

La reforma de gestión de los Congresos Generales
Según la estrategia (PEGY 2025), el desarrollo reciente capitalista se ha producido sobre la base de una estructura social, económica e institucional débil de los Congresos Generales, que arrastra múltiples desequilibrios y carencias, que en algunos aspectos han tendido a superarse y que, en otros, por el contrario, perviven o se agudizan.

Sin embargo, el pueblo guna mantiene una sólida base cultural de llevar a cabo su transformación o reforma de gestión de los Congresos Generales. Solo necesita consolidar y aplicar su visión de negseed/política, que tiene su base fundamental en Ibeler e Ibeorgun, es decir, en su cultura y en conceptos de:

-       Wargwen negseed: es la conciencia de la propia identidad, de ser dueño de la propia casa y, por lo tanto, del rechazo de toda clase de tutela y de subordinación. Es la proclamación del derecho a la autodeterminación

-       Bulaggwa negseed: la unidad, es el símbolo de un modelo de sociedad donde nadie es excluido, sino en el que todos tienen su responsabilidad y su valor. Es decir, saber escoger líderes de calidad. En la búsqueda de alianzas, la unidad y en la coordinación entre diferentes galumar[6].

Dos Congresos Generales
Cultural y administrativa, parece dualidad de poder, sin embargo, cada uno tiene sus objetivos claros donde incidir en la vida del pueblo guna, han venido trabajando en coordinación, sin injerencias entre ellos. Sin embargo, esta realidad ha ido cambiando paulatinamente. Es decir, el Congreso de la Cultura supone ser, que es el organismo de dirección y puede tomar decisiones como el Congreso General administrativo, ya que se basa en su carácter cultural, patrimonial y espiritual que es la base de vida del pueblo dule.

Fortalezas y debilidades para el desarrollo comarcal
Hay muchas fortalezas como las hay en debilidades, que hace del pueblo dule ser respetado a nivel del país e internacionalmente (Ver, cuadro 1).

Una de las grandes fortalezas del pueblo dule es tener una concepción propia de su Autonomía, que, ha contado con una institucionalidad propia para la gobernanza cultural de su territorio, incluyendo sus propias instituciones políticas, jurídicas, económicas, sociales y culturales. Además de tener las propias formas de organización social, normas que regulan el acceso, uso, control, y protección de sus recursos naturales.

 Cuadro 1: DAFO

DEBILIDADES
     Limitaciones en instituciones
     Limitaciones en capital humano en salud
     Falta de incremento en la producción alimentaria
     Falta de vigilancia y control en los límites territoriales
AMENAZAS
     Venta de tierras de litigio comarcal
     Política partidista
     Programas y proyectos sin consulta
     Narcotráfico e invasión de colonos, guerrilla y grupos armados
     Turismo de masa
     Contaminación ambiental
     Pérdida de los conocimientos tradicionales
     Enfermedades de transmisión sexual
FORTALEZAS
     Igardummadwala, norma interna y de cumplimiento obligatorio
     Reglamentos internos de cada comunidad
     Propia administración política, social y cultural:
-   Onmaggeddummad Namaggaled
-   Onmaggeddummad Sunmaggaled
     Concepción propia de autonomía – criterios culturales
OPORTUNIDADES
     Participación en diálogos con el Estado
     Fortalecer la capacidad humana para el desarrollo territorial
     Nuevos conocimientos en gestión ambiental
     Alianzas con organizaciones
     Ley 17 – protección de medicina tradicional
     Apoyo a la agricultura familiar
     Apoyo al turismo comunitario

La gobernanza cultural del pueblo dule abarca estos aspectos indispensables que permiten que la cultura contribuya plenamente al desarrollo humano. En este sentido, el reconocimiento de la particularidad cultural de los estilos de vida, los modos de producción y las formas de gobernanza es fundamental para el desarrollo sostenible (UNESCO 2005).

Sin embargo, estas fortalezas se vienen opacando en la actualidad, por las cuatro (4) principales debilidades existentes en – instituciones y capital humano en salud, educación, en la falta de incremento en la producción alimentaria y, vigilancia y control en los límites territoriales -.

Retos y oportunidades
La estrategia 2025, representa muchos retos y oportunidades que hay que tomar en cuenta en el momento, como los hay muchos intereses sanos como amenazas hay (Ver, cuadro 1).

ESTRATEGIA 2025: PROPUESTA

El PEGY 2025, Plan Estratégico de Gunayala 2015-2025, es un documento marco orientador, que permite ver las grandes preocupaciones y necesidades del territorio dule, y está sujeto a cambios o ajustes que imponen las coyunturas socioeconómicas, políticas, administrativas del momento, y tiene una perspectiva de mediano y largo plazo en todas las temáticas que afronta.

El presente documento recoge las líneas fundamentales de la Estrategia para el periodo 2015-2025. Esta iniciativa, promovido y liderado por las dos Juntas Ejecutivas de los Congresos Generales, fue aprobado por la Asamblea General del Congreso General Guna en el año 2015, 29 de mayo, en la comunidad de Agligandi (Resolución No. 5).

La experiencia en la construcción y elaboración de la estrategia por el desarrollo integral para la vida generó procesos de participación con todos los miembros de la comunidad.

RESULTADOS: LÍNEAS ESTRATÉGICAS - PEGY 2025


ESTRATEGIAS DE APLICACIÓN

EJE 1: AUTONOMÍA, GOBERNABILIDAD Y TERRITORIO

1.2 Líneas de acción prioritarias
* Fomentar y promover el respeto, reconocimiento y el fortalecimiento de la institucionalidad
  1. Las autoridades y comunidades deben fortalecerse y empoderarse de las estructuras tradicionales
  2. Incidir en los cambios de los marcos jurídicos, que afecten los derechos de la Autonomía
  3. Establecer una guía (protocolo) relacionada a sus recursos
* Garantizar la gobernanza territorial
  1. Diseñar mecanismos de consulta y del consentimiento libre previo e informado
  2. Priorizar las decisiones en materia de desarrollo con visión indígena y autogobierno
  3. Los Congresos Generales deben revisar en forma integral su estructura organizativa, y, adecuar algunas normas existentes
EJE 2: NABGWANA Y SUS RECURSOS NATURALES

2.2 Líneas de acción prioritarias
* Conocimientos Ancestrales, que se oriente a valorar o revalorar y recuperar las semillas y plantas nativas
  1. Establecer programa de investigación /extensión participativa
  2. Incrementar la baja producción de alimentos
  3. Capacitar a los agricultores para innovar el sistema de nainu
* Gestión Ambiental y Territorial
  1. Crear una Secretaria Ambiental
  2. Fortalecer el Área Silvestre del Corregimiento de Nargana
  3. Prevenir y controlar la incursión de colonos al territorio de Gunayala
  4. Considerar la lucha contra el cambio climático y sus efectos
  5. Establecer nuevas normas para el desarrollo del turismo en el área protegida
  6. Consolidar un marco político-institucional comarcal de resiliencia comunitaria
EJE 3: EDUCACIÓN, CULTURA Y ESPIRITUALIDAD

3.2 Líneas de acción prioritarias
* La educación, cultura y espiritualidad
  1. Coordinar gestión entre el CGG y el Ministerio de Educación la construcción y rehabilitación de infraestructuras escolares; y aumentar procesos de innovación y competitividad
  2. Elaborar programas curriculares; validar y/o corregir los existentes – EBI
  3. Establecer programas de investigación y publicación social, cultural, arqueológicas; así como, sistemas de enseñanza de los conocimientos ancestrales
  4. Evaluar y sistematizar el impacto que generen las sesiones de los Congresos Generales, a través de un programa permanente de fortalecimiento a las comunidades y a las autoridades generales de la Comarca
  5. Nuevos mecanismos de aprendizaje y modelos de transmisión de los conocimientos tradicionales (enlaces y convenios con universidades)
  6. Promover la propiedad intelectual colectiva en las comunidades
EJE 4: SALUD Y MEDICINA TRADICIONAL

4.2 Líneas de acción prioritarias
* Promover los saberes ancestrales y la medicina convencional, interactuados para el desarrollo de la salud en la Comarca Gunayala, desde la participación comunitaria y multisectorial para la gestión, protección, promoción, prevención, atención y provisión; de manera estructurada y fortalecida; generando relaciones horizontales entre autoridades comunitarias, comarcales e institucionales; reconociendo la medicina tradicional Guna, como parte la atención integral, continua y de calidad, cimentado en la pertinencia cultural e intercultural
  1. Fortalecer los sistemas institucionales y comunitarios con interculturalidad
  2. Implementar estrategias, programas e iniciativas para el desarrollo de la salud en la Comarca Gunayala
  3. Asegurar las acciones que garanticen el suministro y acceso a agua potable a nivel comarcal, la salubridad
EJE 5: ECONOMIA Y DESARROLLO SOSTENIBLE

5.2 Líneas de acción prioritarias
* Desarrollar e implementar una política pública de producción alimentaria
  1. Promover e innovar el manejo agroecológico
  2. Establecer un programa de capacitación, investigación y extensión
  3. Capacitar y desarrollar formas empresariales
* Controlar el auge del turismo y desarrollar el turismo comunitario
  1. Mejorar la imagen, la historia y cultura del Pueblo Guna
  2. Fomentar el desarrollo de actividades de turismo alternativo
  3. Fomentar el desarrollo del turismo comunitario
  4. Implementar vías y medios de transporte
* Elaborar un plan de acción estratégica de ordenamiento de transporte
  1. Gestionar un estudio de impacto ambiental - Carretera de Producción Mordi-Muladub
  2. Establecer un estudio para la construcción de camino de Interconexiones Internas entre las Comunidades
DESARROLLO DE LAS LÍNEAS DE ACCIÓN

Cada línea de acción se concreta estableciendo los siguientes elementos:
  • Metas que se pretende conseguir, con su calendario
  • Indicadores
  • Criterios de intervención
  • Proyectos estratégicos
FASE OPERATIVA

SISTEMA DE SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN

Los objetivos del sistema de seguimiento y evaluación del PEGY 2015-2025 serán los siguientes:
Þ    Medir de manera sistemática, periódica y objetiva los avances y resultados del PEGY 2015-2025.
Þ    Contribuir a la transparencia de la gestión de los Congresos Generales.
Þ    Estimular la participación de los comuneros y la auditoría social.

Tabla 1. Resultados y principales contenidos del Sistema de Seguimiento y Evaluación del PEGY 2015-2025
A MANERA DE CONCLUSIÓN

Nuestra ESTRATEGIA garantiza la gobernanza cultural y territorial, siendo un proceso de construcción cultural, social y ambiental del comportamiento en el territorio, donde el reto está en la capacidad de las políticas públicas del estado de adaptarse al territorio, y no viceversa; además, permite una mayor interpretación de la realidad y de los marcos legales e institucionales para promover el diálogo entre los distintos actores y enfrentar con un mayor nivel de conocimiento los conflictos existentes (CGG 2015; Jorquera Beas 2011).

Por qué y para qué hemos formulado el Plan Estratégico de Gunayala 2015-2025. Porque somos un pueblo que piensa sobre sí mismo. Pero tuvo que pasar tanto tiempo para echar raíces hasta tener el documento final. Porque no queremos llegar a cualquier futuro, sino a un mejor mañana posible, que es el mañana deseado de todos nosotros los dules (Castillo 2016a). Y ahora, ¿por qué nos hemos estancado?

La aplicación de la estrategia 2015, realmente no ha arrancado, porque aún no han sido integrados en la fase operativa el diseño del sistema de información, y, la formulación de los planes operativos anuales y presupuesto por ejes estratégicos (Castillo 2016b).

Por todo lo anterior, la Junta de Coordinación de Onmaggeddummad Namaggaled (coordinación con diferentes galumar), en su última reunión celebrada en Aglidub, los días 9 al 12 de diciembre, asume la estrategia y formula el plan de acción 2018 para ejecutar actividades que le corresponden, establecidas en el PEGY 2025.

EN RESUMEN

REFERENCIAS

Castillo, G., 2016a. PEGY 2025: EL POR QUÉ Y PARA QUÉ. http://gubiler.blogspot.com/2016/01/pegy-2025-el-por-que-y-para-que.html

Castillo, G., 2016b. ¿CÓMO DESARROLLAR PEGY 2025? http://gubiler.blogspot.com/2016/02/como-desarrollar-pegy-2025.html

CONGRESO GENERAL GUNA, 2015. GUNAYALA 2025. Plan Estratégico de Gunayala 2015-2015. “Hacia una gestión territorial”. Comarca Gunayala, Panamá. 112 p. + Anexo PAC

Jorquera Beas, Daniela, 2011. “Gobernanza para el Desarrollo Local”. Documento de Trabajo N° 6. Proyecto Conocimiento y Cambio en Pobreza Rural y Desarrollo. Rimisp, Santiago, Chile. 29 p.

UNESCO 2005. Informe Mundial. Hacia las sociedades del conocimiento. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. 244 p.




[1] CGG-CGCG, 2015. Gunayala 2025: Plan Estratégico de Gunayala 2015-2025. Comarca Gunayala, Panamá. 112 p. + Anexo: Programa PAC
[2] Posteriormente debería continuar las otras dos fases de estudio y diagnóstico: Corregimiento de Agligandi y Dubbwala. El cual no se concretizó.
[3] CGG, Resolución No.3. del 7 de noviembre de 1987, comunidad de Assudub.
[4] Ejecutada por la Asociación Ecológica Kuna (AEK) a través del Programa de Ecología y Manejo de Areas Silvestres de Kuna Yala (PEMASKY).
[5] CONCEPTUALIZACIÓN DE LA PLANIFICACIÓN COMARCAL DE GUNAYALA: AVANCES -
[6] Galumar – son dos conceptos no diferentes: uno, se refiere a sitio sagrado, sitio que no se debe profanar;
fortaleza; zona protegida. Dos, a las diferentes estructuras de la que está formada Onmaggeddummad Namaggaled


5 de diciembre de 2017

Agricultura y Libre Comercio en la era del mega-regionalismo*

REDES-AT, Uruguay

Las vías de entrada del capital transnacional en la agricultura son diversas y han presionado para consolidar diferentes tendencias. Por un lado, la privatización y mercantilización de las semillas vía la reglamentación de derechos de propiedad intelectual. Por otro, la financiarización de la naturaleza ha llevado a que los alimentos pasen a ser activos financieros y como tal, receptores de importantes inversiones, comercializables en el mercado financiero y sujetos de especulación.

Don Alfredo Tun Cuxim y don Juan Yeh, del Consejo Regional Indígena Maya de Bacalar, Quintana Roo, México. Foto: Henry Picado
La expansión del régimen de libre comercio, mediante la proliferación de tratados, facilita violentos procesos de acaparamiento de tierra, y ésta en sí misma pasó a ser un bien valorado por su valor de cambio y no por su valor de uso.

Evolución del régimen de comercio e inversiones. Desde mediados del siglo XX, importantes cambios ocurren a nivel mundial en el régimen de comercio e inversiones.

En la época del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT por sus siglas en inglés) se crea la Organización Mundial del Comercio, institución que ha tenido gran influencia en las formas de negociación del comercio y las inversiones. La Ronda Uruguay, que crea la OMC, inaugura una etapa donde las materias a negociar incluyen inversiones, regulación de la competencia, compras públicas, propiedad intelectual, y otros aspectos.

Con el estancamiento de la Ronda Doha de la OMC, ante la evidencia de la poca vocación “para el desarrollo” de la agenda multilateral, se intensifica la atomización de la agenda de la OMC con estrategias bilateralistas de negociación promovidas por los países desarrollados vía Tratados Bilaterales de Inversión (TBI) y Tratados de Libre Comercio (TLC).

La agenda de los Acuerdos Mega- regionales. Los avances en las tecnologías de la información y las comunicaciones, que permitieron “redes de producción y abastecimiento de tipo Norte-Sur” dieron lugar a nuevos instrumentos “de acumulación capitalista” que encapsulan el comercio en el marco de estas redes de producción (o cadenas de valor).

La ofensiva de los acuerdos mega-regionales tensa la capacidad de los Estados para dirigir políticas públicas según un programa de gobierno refrendado en elecciones democráticas y lo hace de forma mucho más violenta que la OMC. Los principales son: el Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversiones o TTIP (UE, EUA, 29 países); el Acuerdo de Asociación Transpacífica o TPP (en proceso, 12 países); el Acuerdo de Comercio de Servicios o TISA, 23 países); y el Acuerdo Económico y Comercial Global o CETA (entre Canadá y la UE).

La estrategia estadounidense es clave en promover nuevas dinámicas de negociación: multilateralismo para el norte, bilateralismo y ahora mega-regionalismo. Esta tendencia parecía verse frenada por el giro que marca la política de Trump. La no ratificación del TPP, el estancamiento del TTIP o un cambio de estrategia en las negociaciones TISA no significan frenar la agenda ofensiva. Es, por el contrario, un recrudecimiento. La re-negociación del TLCAN es muestra de ello.

Agricultura y comercio. El Acuerdo de Agricultura (AA) de la OMC generaba fuertes controversias, al afectar directamente el derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria. Sentó las bases para la negociación de bienes agrícolas en tres aspectos: acceso a mercados, ayuda interna y subsidios a la exportación. El objetivo del AA fue explícito en orientar las políticas agrícolas al mercado facilitando el desembarco de grandes inversiones y empresas transnacionales (ETN).

En las negociaciones bilaterales y mega-regionales, se han exacerbado todos los aspectos señalados como riesgosos para el derecho a la alimentación y para los pequeños productores de alimentos.

Tratados mega-regionales y derecho a la alimentación. La estrategia mega-regionalista promueve la convergencia de normas y reglas, en un sentido pro-mercado, que debilite la capacidad estatal de restringir u obstaculizar el potencial del lucro privado. Si la OMC ya establecía disposiciones con importantes restricciones para los países en términos de soberanía alimentaria, los acuerdos mega-regionales intentan subir la línea base de las negociaciones al futuro: más desregulación en lo que ataña a los derechos de los pueblos y nuevas regulaciones en beneficio de las ETN, más liberalización, más privatización.

Convergencia de Propiedad Intelectual: el capítulo de Propiedad Intelectual del TPP establece una convergencia explícita de regulaciones ya existentes a nivel internacional. Además de adherir a convenios y tratados internacionales de cooperación en materia de patentes obliga a que los miembros adhieran o ratifiquen varios tratados, destacando el Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV 1991).

En el TiSA no se conoce la existencia de un capítulo específico en la materia. Aun así, el secretismo que rodea estos acuerdos predispone a creer que muchas disposiciones pueden estar vinculadas a propiedad intelectual de forma indirecta y que la convergencia de reglas en la materia pueda ser un objetivo encubierto del TISA.

¿Qué representa UPOV 91?: Existen empresas transnacionales líderes en el comercio de semillas y en la cadena agroalimentaria que presionan fuerte a los gobiernos para incorporar más regulación traducida a un sistema de protección de los derechos de los “obtentores” de variedades de plantas y vegetales mucho más rígido, que prohíbe la reproducción de semillas “protegidas”, incluso para uso propio. UPOV impone reglas de certificación de semillas, regula la comercialización, los regímenes de seguridad en alimentos, y contiene indicaciones geográficas que, en conjunto, restringen la producción, reproducción y conservación de semillas en manos de agricultores a pequeña escala.

* Con UPOV 91 los derechos de los obtentores aplican sobre la semilla, pero también sobre la cosecha de la variedad: de esta manera, “los obtentores pueden controlar directamente el comercio de alimentos elaborados, plantas ornamentales y otros artículos muy valiosos.”
* UPOV 91 restringe la posibilidad de mejorar las variedades utilizando materiales protegidos. Sus reglas extorsionan la posibilidad de innovación tecnológica y de investigación pública de los países al mediar siempre y de forma compulsiva el pago de regalías.
* Agricultores y saberes quedan rehenes de monopolios pues las reglas de UPOV 91 no permiten que los agricultores conserven semillas de su cosecha para una futura siembra. La reproducción de las semillas constituye un proceso esencial en la agricultura y parte de los saberes propios de los agricultores y agricultoras.

El TPP va más allá de la OMC al subrayar que los regímenes de propiedad intelectual son relevantes para proteger el conocimiento tradicional de plantas y animales. Con el TPP los gobiernos se ven presionados a “codificar” tales saberes tradicionales locales en bases de datos que pueden ser utilizados para revisar las aplicaciones de las patentes.

Desmantelamiento de políticas públicas. La estrategia mega-regional apunta a desregular las reglamentaciones o regulaciones internas o nacionales entendidas como las “nuevas barreras al comercio”. Apunta a aprobar nuevos instrumentos para la apropiación de valor por quienes dominan las cadenas de producción además de rebajar aranceles a la importación de bienes y servicios.

Los alcances que las cláusulas de Nación Más Favorecida o Trato Nacional tienen en estos acuerdos no son sólo más amplias, son transversales a todos los sectores y anexos de negociación.

Las metodologías de negociación cobran en estos acuerdos nuevas dimensiones. Se pasa de las listas positivas para negociar el acceso a mercados a listas negativas que no sólo complejizan la capacidad de negociar de los países en desarrollo, sino que introducen una lógica de que cualquier sector, tecnología (en materia energética, por ejemplo), servicio y oficina pública puede llegar a quedar incluido en la liberalización.

Análisis de riesgo. Los acuerdos mega-regionales en negociación presentan una multiplicidad de riesgos e impactos reales y potenciales.

Para la justicia económica:

* Afectan la soberanía del Estado en la implementación de planes de gobierno.
* Enfrían regulaciones o penalizan la regulación interna por las amenazas y demandas de las ETN cuando ven afectados sus intereses.
* Profundizan la división internacional del trabajo en términos de “centro-periferia”.
* Desregulan y privatizan servicios públicos esenciales al incluirlos dentro de las negociaciones.
* Promueven mordaza a los Estados asociados para que no implementen políticas dirigidas al interés público. Las políticas de compras públicas dirigidas a la agricultura campesina y familiar son “heridas de muerte” con la firma de este tipo de acuerdos.

Para la justicia ambiental y la soberanía alimentaria:

* Debilitan las políticas de protección ambiental vía la incidencia de los capítulos o anexos de reglamentación nacional y coherencia regulatoria, a través de la incorporación de anexos como servicios medioambientales.
* Disputan el territorio/pérdida de biodiversidad, saberes y conocimiento local vía la exigencia de adhesión a Convenios como UPOV 91.
* Concentran y extranjerizan la tierra/ y hay pérdida de actores locales —sujetos políticos del cambio de modelo.
* Profundizan los efectos del cambio climático al no permitir discriminación de parte de los Estados en el uso y acceso a energías limpias e impulsar la agricultura industrial y el agronegocio.

Para la justicia social:

* Aumentan la desigualdad vía las restricciones para el desarrollo de políticas públicas que beneficien directa o indirectamente a la población vulnerable (servicios públicos como agua, saneamiento, educación, otros).
* Ponen obstáculos para instalar políticas de salud y alimentarias de carácter universal.
* Criminalizan más y más la protesta social y violan DDHH adhiriendo a normas establecidas en UPOV 91. Los agricultores y agricultoras pasan a ser dirigidos por una lógica de mercado.

* La versión completa de Agricultura y Libre Comercio La liberalización de la agricultura en los tratados de libre comercio: de Natalia Carrau, REDES-AT, puede encontrarse en la página de Redes-AT con referencias

Fuente: BIODIVERSIDAD, SUSTENTO Y CULTURAS. Número 94, octubre 2017. pp. 29-31