15 de febrero de 2011

Humedales: los manglares

Los bosques salados, en peligro de no ver el mañana

Geodisio Castillo

Los manglares pertenecen a un tipo de los humedales en la categoría de pantanos de agua salada. El manglar es un ecosistema marino-costero ubicado en los trópicos y subtrópicos del planeta. Las costas de Kuna Yala y Abia Yala, se benefician de la presencia de este ecosistema.

Mangles entrada cuenca Narwadi, Narganá. Foto: Gubiler
Son especies de bosques de plantas leñosas que podemos verlos en lagunas, islas, riberas y en costas tropicales protegidas del oleaje. Debido a su ubicación costera siempre están en contacto con cuerpos de agua de origen marino, o en combinación con el agua que llega a través de escorrentías o por la desembocadura de los ríos. Esta agrupación de árboles posee adaptaciones que les permite sobrevivir en terrenos anegados con intrusiones de agua salobre o salada; es decir, crecen y se desarrollan en las zonas intermareales y terrenos anegados de los deltas y estuarios litorales, y se localizan sobre suelos salinos, arenosos, fangosos, arcillosos, con poco oxígeno y a veces ácidos. Toleran altos niveles de salinidad, raíces aéreas en forma de zancos, que les permite anclarse en suelos inestables, semillas flotantes para mayor dispersión y estructuras especializadas que propician el intercambio de gases en el suelo anaeróbico del manglar.

Los manglares constituyen un ecosistema irremplazable y único, que alberga a una increíble biodiversidad de especies animales, como el manatí, aves, peces, moluscos y crustáceos, muchas de ellas importantes para la alimentación humana. Conforman zonas de apareamiento y cría de muchas de estas especies. Además, protegen a estas costas de la erosión, y han proporcionado durante siglos multitud de recursos a las poblaciones locales.

Ecológicamente el manglar desempeña tareas importantes que permiten un equilibrio natural:

  • Control de inundaciones
  • Estabilización de la línea costera/ control de erosión
  • Retención de sedimentos y sustancias tóxicas purificando el agua que llega al mar
  • Desalinización del agua que ingresa a tierra firme
  • Fuente de materia orgánica, producción de hojarasca y exportación de biomasa
  • Protección contra tormentas / cortina rompevientos
  • Estabilización de microclimas
  • Albergan y proveen áreas de anidaje a un número considerable de especies de aves residentes y migratorias, y otros organismos marinos vulnerables o en peligro de extinción
  • Actúan como criaderos de especies de peces y de mariscos.
  • Funcionan como pulmones del medioambiente, ya que producen oxígeno y usan el bióxido de carbono del aire.
  • Se utilizan para practicar deportes acuáticos y actividades turísticas.
  • Son muy valiosos para la educación e investigación científica.

Panamá es uno de los países que a nivel de Abia Yala posee una de las mayores extensiones cubiertas por manglar. Han contribuido y contribuyen al equilibrio y calidad de la vida de manera indirecta y muy significativa en el crecimiento económico del país. Sin embargo, muchas de las actividades que se han realizado en los manglares sin la debida planificación y sin tomar en cuenta el valor ecológico de estas áreas, han causado su deterioro y en otros casos han puesto dichos lugares en peligro de desaparecer.

De los 16 géneros conocidos, en la República de Panamá están presentes entre sus costas Atlántica y Pacífica, los 5 típicos de las costas del continente Americano: Rhizophora, Avicennia, Pelliciera, Laguncularia y Conocarpus.

La mayor parte de los manglares se encuentran en la costa del Pacífico, en particular en los Golfos de San Miguel, Panamá y Chiriquí, los cuales cubren 308.12, 568.77 y 501.33 km2, respectivamente. En la costa Caribe la cobertura de manglares es de 163.82 km2, de los cuales la mayor parte se concentra en la Laguna de Chiriquí, Provincia de Bocas del Toro, con una superficie de 118.24 km2. Colón Costa Arriba y Kuna Yala, cuentan con 15.41 y 30.17 km2 de cobertura de bosque de manglar, respectivamente.
         
¿Qué especies de mangles hay en Kuna Yala?
Los recursos en Kuna Yala son bosques y tierras anegadizas que ocupan suelos inundados con agua salina cerca de las costas.

Si llegamos a las costas de Kuna Yala podemos observar que el manglar forma la asociación más extensa, entre ellos podemos ver aliguinid - mangle rojo (Rhizophora mangle), ailisichi - mangle negro (Avicennia germinans), ailisipu - mangle blanco (Laguncularia racemosa) e ilessoo - mangle botón (Conocarpus erectus).

Las otras dos asociaciones que se pueden observar son los bosques del alcornoque (Mora oleifera), y los bosques de Cativo (Prioria copaifera).

Tipos de manglares existentes en Kuna Yala
Las tres especies existentes en Kuna Yala están representadas en los cuatro tipos de manglares identificados: de borde, de cuenca, de inundación, islotes y de ribera.

  • Manglares de borde: Situados a lo largo de litorales ligeramente inclinados de tierra firme e islas, se desarrollan mejor en islas que impiden el lavado excesivo de las costas producido por las mareas altas. Frecuentemente están expuestos a bahías abiertas y reciben oleaje entre moderadas a suaves.
  • Manglares de cuenca: Surgen en depresiones topográficas con poco flujo y reflujo de agua, asociados a ríos y lagunas, frecuentemente tierra adentro y expuestos a aguas menos salinas por períodos más largos del año en comparación con los bosques costeros.
  • Manglares de inundación: Son típicos de llanos de mareas e islas completamente inundados. En estos bosques se pueden encontrar todas las especies, pero por lo general su altura no supera los 5 metros.
  • Manglares de islotes: ocurren en islas cercanas a las costas, crecen sobre arrecifes que sobresalen por encima del nivel del mar y están expuestos a oleaje entre moderadas a suaves.
  • Manglares ribereños: Se ubican en llanos de inundación de agua dulce proveniente de ríos. Durante los períodos de abundante lluvia y escorrentía esos ríos se inundan. Este tipo de manglares están sujetos a mareas y sometidos a un lavado regular.
Si conservamos el ecosistema de manglar aún existente en nuestra tierra Kuna Yala, estamos produciendo una gran cantidad de fauna, por su riqueza en materiales orgánicos, que alimentan a moluscos y crustáceos. Al ser un integrado de diversos ambientes en cada uno hay una gran cantidad de fauna y flora asociada.

Desde microorganismos hasta mamíferos, pasando por peces, moluscos, crustáceos, aves, anfibios, quelonios, reptiles e insectos forman parte de una compleja cadena que culmina en el ser humano, ya que nos sustentamos de estas especies. Y así mantendremos una seguridad y soberana alimentación.

¿Cómo se pueden afectar los mangles?
Muchas de las actividades hechas por el hombre desde tiempos inmemoriales han afectado al manglar en diferentes formas. Podemos mencionar algunas de ellas. En términos generales las comunidades han extraído de los mangles los recursos que estos nos proveen. En Kuna Yala se han utilizado para leñas principalmente, pues es considerado de calidad para dar fuego duradero. Los manglares han sido sitios utilizados para actividades pesqueras de mir (sábalo - Megalops atlantica), su intenso pesca, haciendo trampas entre manglares, tiene su efecto en la actualidad, la pesca de mir ya no se hace. Pareciera que los sábalos han buscado otros sitios seguros de manglares. Otros usos son para medicina. A nivel del país el manglar se está destruyendo, para dar paso a las actividades turísticas y de “desarrollo”.

Pero, según Greenpeace, ese no es el único problema: para la cría intensiva de langostino tropical se emplean enormes cantidades de productos químicos (alimento, fertilizantes, plaguicidas, antibióticos...) que dan lugar a un caldo tóxico que contamina los recursos hídricos locales, produciendo incluso su eutrofización e hipernitrificación.

Un 80% de las especies marinas dependen del ecosistema para subisistir, por lo que la destrucción de los manglares y otros ecosistemas costeros incide en la disminución de la pesca, las áreas de la costa se vuelven inestables: las comunidades costeras quedan expuestas a devastadores frentes tormentosos que han producido la pérdida de muchas vidas humanas en países como Bangladesh y la India. La industria camaronera amenaza la existencia de los bosques salados en casi todo el planeta.

Referencias:
BIOSFERA DE LA COMARCA KUNA YALA, 1995. Plan de general de manejo y desarrollo. PEMASKY, AEK, OIMT, CGK. Nusagandi, Kuna Yala. 77 p.
Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales, 2002. Manglares. Sustento local versus ganancia empresarial. Montevideo, Uruguay. 126 p.
Rutilio Paredes, Rolando Pérez, Robin Foster. Árboles y Arbustos Comunes de la Costa de Kuna Yala 1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario